Perú

Daniel ‘Sóncora’ Marcos: “Mi sueño es UFC y tengo que cumplirlo sí o sí”

A los 25 años, Marcos está invicto en nueve peleas y es campeón del 300 Sparta. (Foto: Alonso Chero/MMA.pe)
740vistas

En los últimos meses, Daniel ‘Sóncora’ Marcos recibió ofertas para competir en diferentes partes del mundo, pero optó por rechazarlas todas. Su sueño es llegar a UFC y siente que está más cerca que nunca de conseguirlo.

El próximo 15 de junio, ‘Sóncora’ –invicto en nueve combates profesionales– enfrentará al brasileño Gabriel ‘Folha’ Pimenta (7–2) en la pelea estelar de 300 Sparta 26.

Marcos, campeón de peso gallo (61 kg) de la mencionada organización, promete demostrar cuánto ha mejorado en los siete meses que estuvo alejado de la jaula.

– ¿Cuál fue tu primer contacto con las MMA?
Yo empecé a entrenar hace ya casi cuatro años. Fui a en busca de un gimnasio para hacer pesas, porque era muy delgado y quería verme mejor. No tenía noción de qué eran las MMA, pero fui al gimnasio de Daniel [Vásquez] justo cuando estaba cortando peso para una pelea. Me gustó y así, poco a poco, comencé a entrenar.

– Una vez que hiciste ese primer contacto, ¿tu intención siempre fue competir?
Lo que sucedió es que Daniel y el profesor Héctor [Iberico] me vieron y me dijeron que si quería ser diferente, debía entrenar fuerte. Y así empecé, he ido creciendo poco a poco. Ya tengo un aproximado de dos años y medio peleando como profesional.

– Eres un peleador con relativamente poco tiempo en el circuito, pero has avanzado bastante rápido…
Yo siento que mi crecimiento ha sido como las MMA en el Perú: del tiempo en el que empecé hasta ahora ha crecido muchísimo. Ahora me ves afinando los detalles para mi décima pelea y ansioso para demostrar el avance que he tenido en todo este tiempo.

– Tus compañeros de la ‘perrera’ se caracterizan sobre todo por los derribes y la lucha en el piso, pero manejas un estilo diferente.
Me gusta pelear arriba, pero también me siento cómodo abajo. Cuando tengo que presionar con mi luta [livre], yo presiono. El profesor Héctor me hace trabajar en todas mis capacidades. Mi mente es la de un ‘sarnoso’: debo morir en lo mío, ya sea arriba o abajo. Sé que pelear arriba es un estilo que vende más, pero si tengo que ir al piso, también trabajamos para eso.

– Esa presión que mencionas se vio en tu pelea contra Marlon ‘Baiano’ [setiembre del 2017].
Exactamente, fue una pelea más de agarre, de lucha abajo y de mucha presión. No se planteó así, habíamos trabajado para salir [a golpear] en ángulos, pero siempre hay que tener una segunda opción.

– La pelea que viene contra el brasileño Gabriel Pimenta, ¿la imaginas más como una lucha más de ‘grappling’ y presión o de intercambio de golpes?
Lo que sabemos es que vamos a ir a presionar. Él es peligroso y tiene buen récord, pero estas peleas son las que necesito para evaluar mi crecimiento. Sé que será una pelea dura, pero saldé a hacer respetar la casa y más ‘sarnoso’ que nunca: a apretar como perro.

– Veo que tu relación con Héctor es muy cercana, ¿cómo se traduce eso en las peleas?
El profesor es más que un amigo, es mi maestro. Me ha enseñado bastante. Sin él yo no podría pelear. Es una parte de mí, siento que está peleando ahí conmigo. Yo seguiré el camino que él quiera, porque sé que quiere lo mejor para mí. El profesor siempre tendrá mi respeto y lealtad.

– En este momento de tu carrera, ¿te dedicas solo a entrenar y competir?
Aunque las MMA están sonando bastante con la llegada de más peruanos a UFC, todavía no hay tanto apoyo y uno tiene que buscárselas. Yo doy clases personales, pero tengo que buscar otras opciones.

– De hecho, un atleta de élite invierte mucho en su alimentación y otras áreas.
Tú sabes que es un gasto importante. La alimentación para un atleta es cara, porque la comida sana es la que más cuesta. Además de eso, necesitamos proteínas, porque entrenamos dos o hasta tres veces al día.

– ¿Es una motivación extra saber que UFC pensó en ti y en Sergio Giglio para competir en el TUF de invicto?
Estuvimos a punto de ir, nos dieron la visa dos días después [del cierre de los participantes]. No pudimos, pero seguimos con mucha ilusión. Sabemos adónde vamos a llegar y lo que queremos para nuestras carreras. Ahora estamos buscando viajar a Estados Unidos para aprovechar esa visa.

¿Has estudiado a alguno de los peleadores de ese TUF, que hubieran sido tus potenciales rivales?
He visto que son muy duros, pero yo creo que el corazón peruano y nuestra fuerza, porque somos duros, nos hubieran llevado hasta la final. Y si llegábamos, la ganábamos. En las peleas no manda tanto la habilidad, sino el corazón y la cabeza.

– ¿Cuál es el plan trazado para tu carrera después del combate contra Pimenta?
El plan es viajar. La gente pide peleas entre peruanos, pero no tiene mucho sentido. Sería bueno que no salga un solo peruano, sino varios. La gente debe pedir que salgamos al extranjero y que haya más atletas afuera. En lo personal, yo quiero irme y no perder esa visa, estamos viendo ese tema. Lo más probable es que se dé este año. Estoy dispuesto a salir a defender la bandera del Perú.

– ¿La meta es UFC o te interesa competir en otra liga grande?
Tú sabes que hemos tenido ofertas de varias promotoras: ACB, Combate Américas y Akhmat. Pero yo voy a todo o nada. Sé que estoy cerca y mi hambre está ahí intacta, mi sueño es UFC. Creo que es mi momento de ir allá y entrenar con los mejores del mundo. Mi sueño es UFC y tengo que cumplirlo sí o sí.

– Tuviste un 2017 con bastante actividad y cuatro combates. Este 2018 es diferente, tu primera pelea será en junio, ¿qué sucedió?
Me afectó un poco el tema de las bajadas de peso. Como mencionas, peleé cuatro veces y eso me afectó. Por eso decidimos descansar, mientras mejoramos las áreas que me falta mejorar. Pero siempre he estado activo y entrenando. Ahora me siento mejor, he bajado de peso y creo que mi rebote será bueno. Mi aire también está bien, así que las cosas serán muy diferentes a las que han visto hasta ahora.

– Se le mencioné a Giglio y veo que contigo sucede algo parecido: no eres de lanzar retos o provocar a otros peleadores por redes sociales.
Sé que eso vende y quizá tendría que hacerlo más. Pero yo creo que en la jaula se demuestran las cosas, el resto es complementario y a mí me da igual. ¡Cuántas veces han venido peleadores a insultarme, pero se van sin nada y bañados en sangre!

– El 15 de junio también habrá una pelea clave para tu división. Carlos Huachín y Rodrigo Vera pelean por el cinturón interino y el ganador será tu próximo rival.
Yo estoy tranquilo. Si tengo que pelear con los mejores es porque estoy yendo a un buen paso. Ambos son muy buenos y me agarraré con cualquiera. Si tiene que darse la pelea con uno de los dos, hay que darle.

Leave a Response