UFC

Dustin Poirier quiere una oportunidad por el título de UFC contra Khabib

El ‘Diamante’, quinto en el ránking de su división, ha ganado tres de sus últimas cuatro peleas. (Captura: FOX)
185vistas

Después de su espectacular victoria sobre Justin Gaethje, Dustin Poirier solo tiene una cosa en mente: pelear por el cinturón de peso ligero (155 libras o 70 kg) de UFC, hoy en manos del ruso Khabib Nurmagomedov.

“Quiero pelear por el oro. […] Mi meta es prosperar, ser un campeón mundial, hacer dinero, retirarme y decir: ‘Lo hice’”, dijo el estadounidense de 29 años en la conferencia posterior al combate.

Minutos antes, en sus primeras declaraciones después de derrotar a Gaethje, expresó: “Dana [White], Sean [Shelby], Khabib. ¡Es la hora!”.

El ‘Diamante’, quinto en el ránking de su división, ha ganado tres de sus últimas cuatro peleas en la organización, mientras que su combate con Eddie Álvarez de mayo pasado fue declarado No Contest (NC).

En palabras del presidente de UFC, Dana White, Poirier es un potencial retador al cinturón. “Absolutamente [lo veo con un contendor]. Él era uno de los chicos en los que pensamos para la pelea [de Khabib en UFC 223], pero no queríamos malograr esto”, comentó.

Por otro lado, Poirier dijo que no ahora no está interesado en volver a pelear contra Álvarez ni contra Conor McGregor, quien lo venció en setiembre del 2014, cuando ambos competían en peso pluma (145 libras o 65,7 kg).

“No estoy en busca de una revancha con Conor ni con Eddie, revanchas con nadie. Ese no es mi objetivo”, enfatizó el ‘Diamante’, quien tiene un récord profesional de 23 victorias y cinco derrotas.

Poirier derrotó a Justin Gaethje por nocaut técnico (TKO) en el cuarto asalto en el combate estelar del UFC Fight Night: Glendale, celebrado en Arizona.

Tal como se preveía, la pelea fue una verdadera guerra de inicio a fin: ambos atletas se dedicaron a intercambiar poderosas combinaciones durante más de 15 minutos.

En el tercer asalto, el réferi Herb Dean descontó un punto a Gaethje, debido a un reiterado piquete a los ojos de su oponente.

Al inicio de la cuarta ronda, Poirier conectó con un puñetazo de izquierda que hizo tambalear a Gaethje. Después lo castigó con una ráfaga de golpes hasta que el árbitro intervino para detener las acciones.

 

Leave a Response