NoticiasPerú

Rodrigo Vera: “Estoy dispuesto a pelear contra cualquiera”

Vera está invicto en cinco profesionales de MMA. (Foto: Alonso Chero/MMA.pe)
“El jiu–jitsu fue un amor a primera vista”, señala Vera. (Foto: Alonso Chero/MMA.pe)
“El plan es seguir acumulando peleas y tener roce internacional”, comenta. (Foto: Alonso Chero/MMA.pe)
2.22Kvistas

Rodrigo Vera siente que es competitivo por naturaleza: desde hace algún tiempo participa en peleas de boxeo, muay thai, jiu–jitsu y –por supuesto– artes marciales mixtas (MMA).

A sus 22 años, ‘Gato Loco’, invicto en cinco combates profesionales de MMA, está a punto de afrontar su primer desafío internacional. El 12 de abril próximo, se medirá contra el brasileño Marcos Ribeiro en la pelea coestelar del 300 Sparta 25.

Su rival debía ser Gonzalo Vallejo, pero este sufrió una lesión que lo dejó fuera. A Vera no le incomoda el cambio: afirma que está entrenado y listo para enfrentar a quien sea.

– ¿Cuándo comenzaste en las artes marciales?
A los 14 haciendo muay thai por dos meses. Por una cuestión de estudios dejé el deporte y después entrené en diferentes gimnasios hasta llegar a Sniper en el 2013. Aquí me enamoré del jiu–jitsu y de la vibra de la gente.

– ¿Siempre tuviste claro que querías dedicarte a esto?
Siempre ha estado en mí, tuve la curiosidad desde el comienzo, pero nunca me animaba, porque mi familia me decía que no era buena idea, que mejor lo hiciera por hobby. Pero siempre tuve interés y al mes y medio, comencé a competir en jiu–jitsu.

– Y después en otras disciplinas…
Por naturaleza soy competitivo y me gusta hacer diferentes deportes. Quise competir muay thai y boxeo, y lo hice. El jiu–jitsu fue un amor a primera vista.

– ¿Ahora tu familia te apoya?
Todo ha sido un proceso, desde que estaba en cero y me decían que estaba mal o que haga otra cosa, porque si acababa lastimado quizá no podría hacer otras cosas más adelante. Primero quería dedicarme al 100% a esto, pero acá en el Perú no se puede. Por eso, estudio aviación comercial y doy clases de MMA y muay thai.

– ¿Te da el tiempo para hacer todo eso?
Busco seleccionar mis tiempos: estudio de 1:30 p.m. a 4 p.m., así entreno en las mañanas y en las noches. Y los ‘personal’ [clases], que son solo de vez en cuando, los fines de semana o muy temprano. En la mañana.

– Prácticamente no tienes tiempo libre…
Digamos que siempre estoy en constante movimiento. Pero todo el mundo que está metido acá, no solo acá, sino en todos los deportes, sabe que si quieres llegar a algún lugar, tienes que sacrificar algunas cosas.

– ¿Y qué le recomendarías a esos chicos que tienen el deseo de dedicarse a esto pero no se animan por falta de tiempo u otras cosas?
Bueno, el que comienza en esto tiene que saber que debe tener bastante paciencia. Las cosas no se dan de la noche a la mañana. Siempre va a haber frustraciones, porque siempre alguien estará por encima de ti. Lo importante es ser un eterno alumno y que nunca esto se te suba a la cabeza. Siempre debes ser humilde.

– Hace un tiempo uno de tus profesores, Luis Candiotti, me comentó que estaban buscando un campamento en Estados Unidos…
Luego de esta pelea estoy planeando viajar a Brasil o a Estados Unidos para un campamento. Obviamente, primero debo prepararme fuerte y luego ver qué pasa: pelear nuevamente aquí o tener una pelea internacional.

– Desde el 1 de setiembre no has vuelto a pelear, ¿esa pausa se ha debido a que decidiste descansar un tiempo o a otros factores?
Simplemente no se consolidaban peleas. Yo las buscaba y me decían que no. A veces, no coordinábamos bien con los eventos o [lo que ofrecían] no era lo que buscábamos, así de fácil. Al final, estoy dispuesto a pelear contra cualquiera.

– ¿Qué objetivo han trazado junto a tu equipo?
El plan es seguir acumulando peleas y tener roce internacional. Creo que eso es algo que todos buscamos. Y más adelante, poder apostar por eventos grandes.

– Ahora que mencionas el roce internacional: inicialmente tu rival iba a ser Gonzalo Vallejos, pero quedó fuera y en su lugar entró el brasileño Marcos Ribeiro. ¿Ha afectado en algo tu preparación?
Me siento preparado para cualquier cambio. Estoy dispuesto a correr el riesgo, confío en mis entrenamientos y en mis profesores, que me están ayudando día a día para ser un mejor peleador.

– Y el hecho de que sea tu primera rival extranjero, ¿representa para ti una presión extra?
Estoy acostumbrado a pelear bajo presión. Para mí, esta es una pelea más y sé que seguiré sumando peleas, ganando experiencia hasta llegar a lo más alto en este deporte. Confío en mi preparación, pero siempre seré humilde, tanto en la victoria como en la derrota.

– ¿Te ves peleando pronto en las grandes ligas?
La verdad, siento que hay cosas que tengo que pulir, pero es un proceso que quiero llevar. Si se da la oportunidad de pelear en una liga grande, perfecto. Yo apostaría por mí.

Leave a Response