Perú

Sandra Lavado: “Mi sueño es UFC, pero no le cierro las puertas a otros eventos”

Sandra Lavado está invicta en cinco peleas profesionales de MMA. (Foto: Alonso Chero/MMA.pe)
Lavado entrena tres veces al día, dedica todo su tiempo al deporte. (Foto: Alonso Chero/MMA.pe)
Sandra Lavado espera pelear fuera del país este año. (Foto: Alonso Chero/MMA.pe)
904vistas

En poco más de un año de carrera profesional, Sandra Lavado se ha convertido en una de las peleadoras de MMA más destacadas del país. Aunque ha ganado cinco combates y está invicta, sigue entrenando sin descanso tres veces al día mientras persigue su sueño: llegar a las grandes ligas.

– Empezaste el año con una victoria sobre Cristina Mejía, ¿cuándo piensas que volverás a pelear?
Creo que en julio, pero tienen que confirmarme la rival. Me dijeron que posiblemente sea contra una ecuatoriana. Este año quiero hacer todas las peleas que pueda. Pero sí o sí tengo que pelear en el extranjero.

– Esa pelea se pactó en una categoría por encima de la tuya, o sea, hablamos de más de cuatro 4 kg de diferencia…
Vi que había un riesgo, pero no lo dudé. En mi mente está vencer a todas y ser la número uno en el Perú. Felizmente lo he logado [en el ranking de Tapology]. Pero a Cristina la respeto muchísimo y siempre la voy a respetar.

– Tengo la impresión de que el universo de chicas en peso paja (52,1 kg) es aún muy pequeño, ¿te es muy difícil conseguir peleas?
En verdad, acá en hay pocas chicas. Y las que se meten, a veces se estancan y no pelean más porque al comienzo no les va bien. Y te diría que tampoco hay tantas chicas en el extranjero.

– Entonces, ¿podrías pelear tanto en peso paja como en peso mosca (56,69 kg)?
Para mí el peso nunca ha sido algo que me limite. Siempre trato de acomodarme. Si tengo que pelear en mosca subo un poquito más [de peso] y voy bajando con anticipación. Ahora camino en 63 kg, pero sí sé que voy a pelear en peso paja me mantengo en 58 kg o 58 kg.

– Hace algún tiempo tu profesor, Johnny Iwasaki, me comentó que habían planificado un campamento para ti en Brasil.
Sí, quiero ir a Brasil, ya estuve allá unos días, pero tuve que regresar por una lesión. Quizá iría a la academia de [Guilliard] ‘Paraná’ o adonde el profesor me diga que vaya. Me gustaría estar allá un par de meses y si consigo una pelea, mucho mejor.

– ¿Tus sparrings son generalmente con hombres o también mujeres?
Acá hago más con chicos, la verdad que ninguna mujer. Pero me gusta entrenar con hombres por la presión. La mayoría son más pesados que yo.

– En este momento de tu carrera, ¿hacia dónde apuntas?
Mi sueño es UFC, pero también quisiera pasar antes por otras organizaciones. Si voy directo, mejor. Pero no le cierro las puertas a otros eventos.

– ¿Te dedicas solo a esto o tienes un trabajo que no esté relacionado con el deporte?
Ahora me dedico solo a entrenar, lo hago tres veces al día: en la mañanas, lucha y boxeo; en la tarde, muay thai; y en la noche jiu–jitsu.

– ¿Y en tus ratos libres?
Me gusta ver tele, estar en mi casa con mi familia. Si salgo es a montar bicicleta o a caminar un rato, algo tranquilo. Me considero hogareña.

– Veo en tus redes sociales que siempre estás compitiendo, no solo MMA.
Estoy muy enfocada en esto, me encanta. En jiu–jitsu siempre he ganado los campeonatos, pero esta última vez competí lesionada y no debí hacerlo, pero soy terca. Ahora quisiera pelear boxeo y pronto muay thai.

– Precisamente me comentabas que en el 2017 te metiste de lleno al boxeo.
Todo ese año estuve muy metida en el boxeo, pero sin descuidar otras disciplinas. Gané la medalla de plata en Guantes de Bronce, estuve en la preselección y me puse después a entrenar con la selección. En Guantes de Oro quedé primer puesto. Y después fui al nacional donde gané a pesar de que peleé dos categorías por encima de la mía.

– Financiar tus comidas, suplementos y otras cosas no debe ser tan sencillo.
Es complicado, pero si uno quiere lograr sus sueños tiene que sacrificar todo y esforzarse un montón. Cuando vieron que me dedico y sufro mucho cuando tengo que pelear, mis padres me comenzaron a apoyar. Para la suplementación tengo felizmente el apoyo de Teoma desde hace algunos meses.

– Vi que también preparas barras energéticas.
Es un negocio mío y me ayuda con algunos de ingresos, pero no lo hago mucho. En algún momento sí quisiera tener un capital fuerte para invertir y llevar ese negocio de la mano de mi carrera en las MMA.

– ¿Tu familia va a tus peleas?
Mi papá no puede porque trabaja y mi mamá tiene miedo, es muy nerviosa. Por ahí que si va le da un ataque [ríe]. Pero mis dos hermanas y mi prima sí van a las peleas. Ellas son bien fans y apoyan a peleadores que no conocen. No te imaginas cómo gritan.

Leave a Response